Vengan a ver sangre y tripas


Revista Ñ  17/01/09

Por Marcelo Pisarro