REDUCTO SECRETO


Sábado 02 de agosto de 2008 | Publicado en edición impresa

Gritos y susurros

De qué habla la gente de la cultura cuando casi nadie la escucha

REDUCTO SECRETO

 

La inquietante galerista Daniela Luna, fundadora de Apettite, inauguró un nuevo y secreto emprendimiento. Warclub es un lugar al que se accede sólo con estricta invitación, enviada por correo electrónico. La persona que la recibe debe confirmar su asistencia con el compromiso de no revelar la dirección del lugar cuando le envíen las coordenadas del encuentro. En un enorme galpón en el barrio de Boedo, la noche inaugural tuvo como protagonista a la artista y modelo Sofía Bohtlingk, quien presentó su serie de obras titulada Guerreros y Diamantes . Warclub se define por la negativa: no es un bar, no es una galería y no es una fiesta, pero es todo eso y más. En su primera edición, estuvieron presentes el coleccionista Ignacio Liprandi (quien hace poco tiempo ofreció las fiestas Mayo, que congregaron a tantos artistas que tuvo que dejar de ofrecerlas porque en el departamento de Congreso donde se realizaban no había espacio para todos), el editor Gonzalo Castro, la escritora Marina Mariasch, la cantante Pola Oloixarac y el cineasta Gastón Solnicki, ganador del Bafici por su documental Sudden , entre otros. El festejo, como corresponde, duró hasta altas horas de la madrugada. En la pista de baile, entre tragos y luces de colores, los selectos invitados elogiaban la iniciativa de Daniela Luna.