La joven guardia


Domingo 30 de noviembre de 2008 | Publicado en edición impresa (ver link)

Artistas emergentes

La joven guardia, por Diana Fernández Irusta

¿En qué andan las nuevas generaciones de creadores argentinos? Pintura, escultura, multimedia, performance, instalaciones… Al ritmo de la globalización, nada les resulta ajeno

CREAR, ENCONTRARSE, VENDER

También artista y galerista, Daniela Luna es un torbellino que asegura: “No hay dualidad. Todo lo que hago es obra. Y no lo es”. Tras la inauguración, hace tres años, de la galería Appetite (proyecto basado en “construir puentes, relaciones entre personas y disciplinas”), Luna se perfiló como posible continuadora de la experiencia realizada por Fernanda Laguna en Belleza y Felicidad.

Informal y arrolladora, asegura que, antes que venderle obra a un museo, preferiría “tenerlo a David Bowie de comprador”. Lo cierto es que en tiempo récord y con presupuesto mínimo logró abrir su galería, mudarla luego a un espacio más amplio, recibir a curadores extranjeros y hasta inaugurar una sucursal en Nueva York. Pero también es cierto que, unas semanas atrás, un grupo importante de sus artistas decidió desvincularse de Appetite. Más allá de las discrepancias internas que derivaron en esa separación (y de los interrogantes tanto sobre la próxima estrategia de la galerista como de los futuros movimientos de los artistas) el dato confirma que la escena del arte joven está activa, en movimiento y absolutamente vital.