Que no lo toleres está bueno


sábado 14 de junio de 2008
Que no lo toleres está bueno

 Es horrible cuando creemos saber qué es el arte y por eso tratamos de adaptar todo a ese momento, a ese moldecito mental. Es lo que pasaba a medida que se iban imponiendo las formas de las vanguardias y los espectadores menos prevenidos no linkeaban con la idea que les habían dado de lo que era arte. ¡¡Eso no es arte!! ¡¡No lo queremos!! Hay veces que la historia y el pasado no maniobran demasiado bien. Es feo cuando reclamás lo que ya fue. Por ahí sirve saber que es precisamente eso lo que deseabas. O sea, que tu cabeza se quedó unos cuantos casilleros atrasada.


Todavía hay gente que ve caos en todas partes. El caos está en sus ojos. Por ahí lo que me sucede es que me pasé muy del otro lado: veo formas y armonías en esas situaciones que son azarosas y casuales. Es una idea antigua, pero me gusta: el mundo tiene una forma. Pero no la que ves. No la que crees que es. Buscala. Está ahí. Te dice son su solo contorno. Del mismo modo que una mancha, como dicen los psicólogos, es un espejo de tu inconsciente.

Miren la obra de Nicolás Marcacchio que aparece en las fotografías. Muero, muero. Me emociona. Porque está ahí, porque es como un dibujo. Juntar los elementos es una operación motriz simple y mentalmente su opuesto. Se necesita una sensibilidad enorme para entender esa caricia en donde tantos ven ruido visual.

Insisto con Appetite. Tengo mucha sintonía. Recibí hace unas horas un mail donde la ídola Dani Luna me dice:

“El riesgo hace falta, creo que hay que animarse a enfrentar los miedos y atravesar todo eso que te intimida, para fortalecerse y poder ir a más. Para mí ya es como una droga esa adrenalina de meterme en algo nuevo, siento que no le tengo miedo a nada, porque no tengo miedo de tener miedo. Por eso no puedo parar, porque está bueno construir algo que toca y une a tanta gente, que provoca cambios, opiniones, discusiones, me imagino que eso también te debe pasar a vos”.

¡¡Síííííí!! Es exactamente eso. El que no entiende, se lo pierde. Y es una situación que no es agradable. Cada vez los espectadores tienen menos paciencia. Miran algo por arriba, no les cierra, creen que que no les cierre les sirve, no aceptan ninguna dificultad, ninguna cosa que creen corrida de lugar, entonces bajan el pulgar. Que no lo toleres está bueno. Algo te pasa, ya te caerá la ficha.

Pronto Dani Luna abre su nuevo espacio War Club. Me da mucha intriga.
Las votaciones ahora están muy divididas. Los que entendieron y los que siguen sin entender. Los resultados vienen parejos.
¡¡Gracias por participar!!

Publicado por Anita

About these ads